#YoCuido

Maestras y maestros que cuidan: la labor invisible dentro de las aulas

January 29, 2021
Sabina Itzel Hermida Carrillo / Colectivo Educación Especial Hoy
La humanización del hombre es un proceso educativo, la educación de los seres humanos es una labor de cuidado y autocuidado. Los cuidados son el sostén de la humanidad y del planeta.

Cuando entré a la Escuela Normal de Especialización (ENE) de la CDMX a estudiar la Licenciatura en Educación Especial, algunas maestras y maestros nos decían que “si no estábamos dispuestos a limpiar mocos, nos dedicáramos a otra cosa”, esto puede sonar burdo, rudo e incluso grosero, sin embargo, con el tiempo nos dimos cuenta de que parte de la labor del maestro especialista consiste en proporcionar a las alumnas y alumnos la asistencia, apoyos y acompañamiento que requieren. Porque las maestras y maestros también cuidamos.

La educación especial es una disciplina cuyo objetivo es favorecer los aprendizajes y el desarrollo integral de las personas con discapacidad, dificultades en el aprendizaje, la conducta y la comunicación, trastornos del desarrollo y aptitudes sobresalientes. Los maestros y maestras de educación especial somos los profesionales formados para la atención educativa a estas poblaciones que debido a su condición, requieren de atención especializada, acompañamiento y apoyos.

La labor del maestro va más allá de la enseñanza de las asignaturas del currículo, la esencia de nuestro trabajo está en procurar el desarrollo integral de todos los educandos, incluido el aprendizaje de habilidades para la vida diaria, el autosostenimiento, la independencia personal, la comunicación, la autodeterminación y la convivencia. Es necesario reconocernos como profesionales de la educación, pero también es necesario asumirnos y reconocernos como cuidadores y cuidadoras.

Día a día, el aula y la escuela se construyen como una extensión de los hogares, es urgente visibilizar lo que sucede dentro de los salones de clase y en todos los espacios escolares donde la convivencia y el aprendizaje están basados en las poco reconocidas labores de cuidado; día a día maestras y maestros procuran el bienestar y la integridad de los estudiantes, limpian narices, curan heridas, administran medicamentos, enseñan a agarrar la cuchara e ingerir los alimentos, a limpiarse después de ir al baño, a cambiar una toalla sanitaria, a ponerse el suéter e incluso enseñan como apoyar a un compañero o compañera que lo necesite. Es así como el desarrollo de la humanidad se sustenta en las labores de cuidado, porque educar significa cuidar.

Las políticas educativas, ideologías dominantes y “evolución” de nuestro sistema educativo han impactado negativamente en la relación maestro-alumno, se nos ha hecho creer que un profesional de la educación debe encargarse únicamente de “transmitir conocimientos” e “impartir los contenidos de los planes de estudio”; el vínculo afectivo, empático y solidario se ha roto dentro de las escuelas y nos hemos olvidado de que nuestros alumnos y alumnas son seres humanos y no aspiradoras de información. Maestras y maestros han renunciado a la importantísima labor de cuidar y ser cuidados; la comunidad escolar se ha roto y nos toca reconstruirla.

Actualmente hay maestras, maestros y otros profesionales de la educación que rechazan la idea de “limpiar mocos”, que afirman que “no estudiaron para eso” y que consideran las labores de asistencia como algo denigrante y que “deben hacer otros”. Quienes estamos en estrecho contacto con personas con discapacidad o en situación de dependencia tenemos la enorme responsabilidad de difundir y trabajar para que las labores de cuidado sean reconocidas y valoradas en todos los espacios educativos, todas las escuelas y todos los salones de clase.

Desde el colectivo Educación Especial Hoy y como miembros de la red Yo Cuido México, luchamos por la creación de un Sistema Nacional de Cuidados transversal a todas las instituciones del Estado, incluida la Secretaría de Educación Pública; luchamos por el reconocimiento de maestras, maestros y otros profesionales de la educación como cuidadores y como sujetos fundamentales para el desarrollo de las identidades individuales y colectivas, por la transformación de todos los espacios educativos, por la implementación de políticas educativas que garanticen una educación digna y por la construcción de comunidades de aprendizaje más humanas, cálidas y solidarias.

Compañeras y compañeros: enseñemos a cuidar y a cuidarnos, de nosotros depende el futuro de la humanidad y la justicia social.

Soy maestra y #YoCuido.

Sabina Itzel Hermida Carrillo (@ItzelHermida) forma parte del Colectivo Educación Especial Hoy (@EspecialHoy).

Conoce más